Tras inclusión del vice presidente de Venezuela en la lista OFAC 

Se profundiza debilitamiento institucional en Venezuela Destacado



Con esta última designación ya asciende a 11 el número de venezolanos que conforman la conocida lista negra del Departamento del Tesoro, lo que nos hace preguntarnos ¿Hasta dónde llegan los tentáculos del crimen organizado en Venezuela?

Como en ocasiones anteriores, el Observatorio de Delito Organizado manifiesta su inquietud debido a que una vez más, designan en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (“OFAC” por sus siglas en inglés), a funcionarios de alta jerarquía del gobierno venezolano, como es el caso del vice presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Tareck El Aissami. 

Con esta última designación ya asciende a 11 el número de venezolanos que conforman la conocida lista negra del Departamento del Tesoro. 

Cuando la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC) designa a ciudadanos de cualquier país extranjero como vinculados al narcotráfico, lo hace según las disposiciones de una ley (FOREIGN NARCOTICS KINGPIN DESIGNATION ACT) dictada por el Congreso estadounidense en el año 1999. 

Según el New York Times, esta ley ha sido utilizada para sancionar a decenas de personas y organizaciones presuntamente involucradas en actividades de narcotráfico en todo el mundo. En el año 2001, una de las primeras personas designadas fue Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como “El Chapo” Guzmán, quien actualmente está siendo juzgado por un tribunal estadounidense luego de ser extraditado por México.

Venezuela es una mezcla de cleptocracia, corrupción y narcotráfico”, sostiene Luis Cedeño. “Venezuela no es un narcoestado, sino una mezcla de varias cosas: cleptocracia, corrupción y narcotráfico”.  Estos “estados” son controlados por una pequeña élite que puede estar conformada por familias dominantes (estilo la Cosa Nostra) o pequeños grupos de poder que se identifican con un “Poligarca”, que se define como un oligarca con poder político y gran poder económico oculto a través de testaferros, o una mezcla de estos. 

Según reseñó El Nuevo Herald, el vice presidente El Aissami, es investigado en Estados Unidos no sólo por sus presuntos vínculos con el narcotráfico sino también por su vinculación con movimientos extremistas del Medio Oriente, razón por la cual es incluido en la “lista negra” del Departamento del Tesoro, en una medida que conlleva el congelamiento de una fortuna estimada en varios miles de millones de dólares. Señala el comunicado del Departamento del Tesoro que las autoridades estadounidenses calculan que El Aissami, tiene una fortuna personal que supera los $3,000 millones. El Aissami, quien no oculta sus aspiraciones presidenciales, era investigado por la justicia de Estados Unidos desde hace varios meses, siendo considerado como uno de los principales jefes de las operaciones de narcotráfico en Venezuela y su nombramiento es visto como nueva evidencia del carácter criminal del régimen chavista, señaló el diario estadounidense. 

Otro informe elaborado en el 2014 por el Centro para una Sociedad Libre y Segura (SFS) resaltó que El Aissami jugaba un papel estelar en los esfuerzos por el fundamentalismo islámico por crear una red para financiar el terrorismo desde América Latina.  “A lo largo de los años, Tareck El Aissami ha desarrollado una red financiera sofisticada y de múltiples niveles que funciona como una tubería criminal terrorista para traer militantes islámicos a Venezuela y a países vecinos, y para enviar fondos ilícitos desde América Latina hasta Oriente Medio”, resaltó el informe.

Ante estas acusaciones, Tareck El Aissami afirmó: “Yo nunca he tenido visa y nunca la he solicitado, nunca he ido a Estados Unidos, esta acusación es parte de una campaña para tratar de desmoralizar y desacreditar a alguien, esta acusación me tomó por sorpresa pero el gobierno está preparado para defender con dignidad de todo lo que se acusa”, dijo El Aissami en el Programa de José Vicente Rangel en Televen, el pasado domingo 26 de febrero, declaraciones que fueron reseñadas por diferentes medios de comunicación. El vicepresidente calificó como una “infamia” las acusaciones y aseguró que fueron hechas sin tener pruebas sólidas en su contra. Dijo que lamentaba que ningún medio internacional le concediera el derecho a réplica por haber reproducido las informaciones.

Foto Archivo

Según el análisis de Javier Ignacio Mayorca, “las sanciones del Departamento del Tesoro estadounidense contra el vicepresidente ejecutivo Tareck El Aissami y el empresaro Samark López, aunque son de carácter individual, tienen ingredientes políticos que comprometen al Gobierno en Venezuela y en el exterior. (…) Esta es definitivamente una decisión de alto calibre”. Para Mayorca, “la pregunta en este caso es cómo reaccionarán los bancos que poseen cuentas en divisas del estado venezolano cuando vean que las operaciones fueron autorizadas con la firma de un funcionario que figura en la famosa lista Clinton. Está claro que esta decisión, así como la divulgación que se dio de ella a través de los canales del Departamento de Estado, constituyen un mensaje directo a El Aissami y más allá, al régimen de Nicolás Maduro. EEUU, ahora con el republicano Donald Trump a la cabeza, no sólo ha mantenido en vigencia el famoso decreto de Obama, que declara “amenaza para la seguridad” de ese país al régimen venezolano, sino que ahora parece profundizar en sus argumentos. Cabe destacar que la decisión del Tesoro no invocó el tema de los pasaportes vendidos a extremistas sino la supuesta relación con traficantes de drogas. Pero no se puede descartar que en un futuro el punto del terrorismo salga a relucir como sustento de una nueva sanción”.

Por su parte, Mildred Camero, ex magistrada y ex presidenta de la Comisión Nacional Contra el Uso Ilícito de las Drogas (CONACUID) 1999-2005, nos recuerda que en el informe del Departamento de Estado de los EEUU de fecha 20 de marzo del 2016, denominado “Resumen de Evaluación de las Amenazas Nacional de Drogas”, se señala a Venezuela, como uno de los principales países de mayor tránsito de drogas a nivel mundial. “Es alarmante y a la vez irritante, como la imagen de Venezuela se ha ido deteriorando en el exterior. Venezuela es, según la JIFE (2014), vista internacionalmente como el primer país de tránsito o de trasiego de la droga, desde Suramérica a otros estados del Continente  Americano, Europa y África Occidental. De allí que en algunos países africanos atribuyen el origen del tráfico de la cocaína a nuestro país, como consecuencia de los diferentes decomisos efectuados por parte de las autoridades en dicho continente”, precisa la experta en la materia.

Este tema que nos ocupa hoy fue tratado en el Foro “El tráfico de drogas ilícitas en Venezuela: ¿Institucionalidad comprometida?” (Paz Activa y el Observatorio de Delito Organizado) realizado en mayo de 2016 en Caracas. “En Venezuela, el tráfico de drogas a nivel internacional, está en manos de ciertos grupos que ejercen funciones de seguridad nacional. En otras palabras, son miembros de nuestras fuerzas armadas, de los cuatro componentes y cuerpos policiales civiles los que están involucrados”, indicó en esa oportunidad Mildred Camero. Además, “ha sido de tal magnitud este fenómeno, que nuestro sistema financiero está en riesgo de ser utilizado como plataforma para legitimar capitales (lavado de dinero), comprometiendo sin duda alguna la reputación del Sistema Bancario y Financiero Venezolano”, puntualizó la expresidenta de la Comisión Nacional Contra el Uso Ilícito de las Drogas (CONACUID). 

En este contexto, Luis Cedeño, director de Paz Activa y el Observatorio de Delito Organizado comenta que “ser incluido en esta lista, no solamente tiene que ver con participar activamente en actividades del narcotráfico internacional o ser una narcotraficante. Significa facilitar de alguna manera el tránsito de drogas a través del territorio nacional; facilitar el lavado de activos a través de testaferros u otros mecanismos financieros lo que deja de manifiesto en el caso de Venezuela, a unas instituciones altamente corrompidas e infiltradas por el narcotráfico”.  

11 venezolanos en la lista OFAC 

En un trabajo del equipo del Portal Runrun.es sobre Venezolanos en la “lista negra” de EE UU, reseñan en detalle el nombre, los cargos y las motivos por los cuales estas personas han sido designados bajo la Ley Foreign Narcotics Kingpin Designation Act). Con la reciente designación del Vice presidente de Venezuela Tareck El Aissami, suman 11 los venezolanos, en su mayoría funcionarios activos del gobierno de Venezuela. 

¿Quién califica para ingresar en estas listas? 

Narcotráfico – Lavado de activos 

La conocida como “Lista Negra” (OFAC) utiliza el término "narcotraficante designado especialmente" para designar a las personas que sanciona: 

A) Importantes traficantes extranjeros de estupefacientes; y

B) Las personas extranjeras designadas por el Secretario de Hacienda, en consulta con el Fiscal General, el Director de la Oficina Central de Inteligencia (CIA), el Director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), el Administrador de la Secretario de Estado, porque se encuentran:

  1. Prestar asistencia material o prestar apoyo financiero o tecnológico para, o proporcionar bienes o servicios de apoyo a las actividades internacionales de tráfico de estupefacientes de un traficante de narcóticos especialmente designado;
  2. Poseído, controlado, o dirigido por, o actuando por, o en nombre de, un traficante de narcóticos especialmente designado; o
  3. El desempeño de un papel importante en el narcotráfico internacional.
Terrorismo

Se les denomina como “Especialmente designado terrorista”. [SDGT]

A) El término terrorista designado especialmente significa:

  1. Las personas enumeradas en el Anexo de la Orden Ejecutiva 12947 del 23 de enero de 1995, según enmendada;
  2. Personas extranjeras designadas por el Secretario de Estado, en coordinación con el Secretario de Hacienda y el Fiscal General, por encontrarse:

      i) haber cometido o haber planteado un riesgo significativo de cometer actos de violencia que tengan por objeto o por efecto alterar el proceso de paz en el Oriente Medio o

      ii) Ayudar, patrocinar o prestar apoyo financiero, material o tecnológico o prestar servicios en apoyo de tales actos de violencia; y

3. Personas determinadas por el Secretario de Hacienda, en coordinación con el Secretario de Estado y el Procurador General, que sean propiedad o estén controladas por, o en nombre       de, cualquier otro terrorista especialmente designado.

Modificado por última vez elDomingo, 05 Marzo 2017 13:34

Información adicional

  • Antetítulo: Tras inclusión del vice presidente de Venezuela en la lista OFAC 
  • Sumario: Con esta última designación ya asciende a 11 el número de venezolanos que conforman la conocida lista negra del Departamento del Tesoro, lo que nos hace preguntarnos ¿Hasta dónde llegan los tentáculos del crimen organizado en Venezuela?

Dejar un comentario