Colectivos... Los mercenarios de la Revolución Bolivariana Destacado



“Estos grupos de choque que actualmente están trabajando en crear caos en el marco de las protestas pacíficas de la oposición, son grupos mercenarios extraídos de alguna manera de los cuerpos de seguridad del estado o de algún colectivo o megabanda que son pagados para generar este tipo de violencia”.   Luis Cedeño, Director del Observatorio de Delito Organizado.

Mercenario es un sujeto que realiza por otro una tarea o una misión a cambio de dinero por su afán de lucro, y no por motivos ideológicos o éticos.
La violencia política ha sido un medio usado por pueblos y gobiernos para lograr objetivos políticos, es un concepto acuñado en las ciencias sociales y políticas que hacen referencia a los daños y efectos que causan además de su significación simbólica y política.

Con preocupación afirmamos que Venezuela vive hoy un escenario de violencia política que no tiene precedentes en nuestra historia reciente, ya sea por su duración o por la cantidad de víctimas mortales, heridos y pérdidas materiales que se han registrado en más de 50 días de protesta masiva en todo el territorio nacional. Impulsadas por los diputados opositores, estas acciones se iniciaron a principios del mes de abril con el fin exigir el fiel cumplimiento de la Constitución Nacional, en cuanto al respeto a la Asamblea Nacional, la ejecución de un Calendario Electoral, liberación a los presos políticos y la apertura de un canal humanitario que permita que lleguen al país alimentos y medicinas para paliar la escasez de estos insumos básicos en el país.

Hasta esta última semana de mayo, el Ministerio Público había registrado más de 55 muertos, más de 1.000 lesionados y 346 bienes afectados. Por su parte, Consecomercio estima más de 300 comercios afectados, pérdidas superiores a $50 millones de dólares, así como 10.000 puestos de empleo entre directos e indirectos en riesgo, como consecuencia de los saqueos registrados en diferentes entidades del país en casi dos meses de protestas. 

Los actores: Por un lado, un numeroso sector de la población que se opone al gobierno nacional encabezado por diputados, líderes y militantes de partidos de oposición; sociedad civil (jóvenes, adultos, adultos mayores, religiosos, músicos, amas de casa, entre otros), que acuden a las marchas convocadas por la UNIDAD para protestar por la situación del país y exigir respeto a la Constitución. 

Por el otro, Cuerpos de Seguridad del Estado (GN. PNB, SEBIN) y algunos componentes de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (FANB), con frecuencia apoyados en la acción de grupos civiles armados, denominados “colectivos”, como se ha registrado en numerosos vídeos y fotografías difundidas**  por las redes sociales y algunos medios de comunicación nacionales e internacionales. 

Para Luis Cedeño, Director del Observatorio de Delito Organizado: “Estos grupos de choque que actualmente están trabajando en crear caos en el marco de las protestas pacíficas de la oposición, son grupos mercenarios extraídos de alguna manera de los cuerpos de seguridad del estado o de algún colectivo o megabanda que son pagados para generar este tipo de violencia.  Consideramos que entran en un esquema que se asemeja más al terrorismo mercenario que se han dado en algunos países de Europa y África, pagados por intereses que buscaban en esos contextos crear el mismo caos y ese tipo de violencia que actualmente se vive en el país”. 

En este contexto la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz en su declaración del miércoles 24 de mayo, señaló esta semana que en el Ministerio Público se mantienen abiertas 165 investigaciones contra grupos de civiles armados al margen de la ley. 

El Observatorio de Delito Organizado ha advertido que estos grupos civiles armados se constituyen bajo dos figuras con las siguientes características: 

Mercenario Oficialista en funciones 

Pertenece o perteneció a un Cuerpo De Seguridad del Estado, es escolta o desarrolla actividades de seguridad dentro de alguna institución gubernamental. Ideologizado y con una dieta económica mensual garantizada con un extra por el acceso de él y su familia a los programas clientelares del gobierno, tales como CLAP, misiones, becas, entre otros. 

Mercenario Oficialista a destajo 

Joven entre 15 y 24 años con acceso a motocicleta y armas de fuego cortas. Generalmente pertenecen a colectivo o megabanda. Es “pegador” dentro de su organización. 

En cuanto a los recursos obtenidos, estos vienen disfrazados a través de fondos provenientes del denominado Frente Francisco de Miranda, así como de Alcaldías oficialistas e incluso se menciona a la propia PDVSA. Según información publicada por El País de Colombia, “los colectivos en Caracas no solo han recibido armas de parte del Gobierno, como lo ha denunciado la oposición, también han sido dotados de motocicletas, equipos de comunicaciones, sistemas de vigilancia y toda la autonomía para ejercer control y autoridad en los cerros de Caracas, donde la Policía tiene vedado el ingreso”. Los colectivos tienen su fortaleza en el control territorial, extendiendo su dominio sobre los vecinos y comercios de la zona, estos grupos cuentan con la aprobación de las comunidades, pues impulsan actividades sociales y culturales, y combaten el tráfico de drogas y la delincuencia. A cambio, la población acepta que ellos asuman las funciones de policías, fiscales y jueces. Cobran por proteger a los pequeños comercios.

Con la radicalización política desarrollada en estos últimos 3 años, la actividad de los colectivos ha sobrepasado los límites, aumentando su agresión a la sociedad civil con armas de fuego y violencia extrema, no sólo a los manifestantes opositores sino también a las personas que hacen cola para comprar comida, medicinas, así como a los periodistas que cubren la cada vez más compleja actualidad informativa de nuestro país. Su trabajo es amedrentar y con su presencia y violencia dispersar las multitudinarias concentraciones que se han venido desarrollado en los meses. 

Como bien reseña la periodista Natalia Matamoros, en una nota publicada en el portal El Estímulo (Climax) “Terror en Caracas por los Colectivos armados, “Estas agrupaciones deambulan y operan a sus anchas en diversas zonas de Caracas. Sus funciones van más allá de intimidar, sabotear y reprimir con violencia las actividades de la oposición. Controlan panaderías, supermercados, hospitales y escuelas, hasta la distribución de los Clap. Vigilan, dan órdenes, infligen castigo y temor con la complacencia de las autoridades”. 

¿Colectivos o grupos comunitarios?

Los colectivos son los grupos comunitarios que se encargan de implementar las estrategias de trabajo, ejecutarlas, organizarlas y administrarlas entre los integrantes de una localidad. Las acciones gubernamentales son discutidas por la misma colectividad, de modo que el mismo pueblo sea quien se encargue de evaluar el avance de la Revolución. 

Estos grupos que se autodenominan colectivos existen desde los años 60, procedentes de la lucha armada, organizaciones populares o de base han sido sinónimos de movimientos de izquierda en todos los países de América Latina”. En Venezuela el colectivo Alí Primera de Monte Piedad (parroquia 23 de enero) nació en 1989, después del «Caracazo».

Con la llegada de Hugo Chávez en el año 2000 eran conocidos como círculos bolivarianos.  Los círculos bolivarianos son organizaciones de base creadas para la formación y la difusión entre la población de las ideas de la Revolución Bolivariana, promovida por el fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez. Extraoficialmente, conformaban una red de organizaciones financiada por el gobierno nacional y con recursos del Estado creada en 2002 con 2,3 millones de miembros activos, realizan actividades de difusión de la Revolución Bolivariana impulsada por Hugo Chávez, tanto a nivel nacional como internacional.

Los círculos bolivarianos participaron activamente para promover el voto positivo a la Constitución de 1999 y para frustrar el establecimiento del Golpe de Estado en Venezuela de 2002 de Pedro Carmona. 

Entre los más conocidos se encuentran: Movimiento Revolucionario Tupamaro, 1989 después Caracazo; Alexis Vive, 2001, luego del golpe de estado del 11 de abril de 2002 al gobierno del Comandante Chávez; La Piedrita. Diciembre1985 ideado por Valentín Santana y Carlos Ramírez; Movimiento Revolucionario de Liberación Carapaica; Colectivo 5 de marzo; Colectivo Luchadores de mi Patria; Colectivo Frente Chavista; Colectivo Tres Raíces; Colectivo Sombra y Colectivo Catedral Combativa, entre otros.  

Numerosas fuentes extraoficiales coinciden en señalar al oeste de Caracas como el centro de operaciones de aproximadamente 100 colectivos. En un trabajo publicado por el portal web Runrunes se afirma que “El Gran Polo Patriótico, creado en 2011 e integrado por 28 Consejos Patrióticos Sectoriales, cuenta con 10.810 colectivos y movimientos sociales compuestos por 35.543 personas”. Aunque en estos últimos años se han conformado algunos en las zonas de Petare y Los Altos Mirandinos. 

Relaciones peligrosas 

Ya para el 2016, el periodista y miembro el Consejo Consultivo del Observatorio de Delito Organizado, Javier Ignacio Mayorca, alertaba de la estrecha relación entre el gobierno nacional y estos grupos civiles armados. 

En su artículo “Una nueva etapa para los colectivos”, publicado en el Portal digital Analítica, llama la atención sobre lo siguiente: “En el marco de la nueva misión ideada por el gobierno de Nicolás Maduro, llamada Abastecimiento Soberano. La mayor responsabilidad al respecto la tendrán los militares comisionados por el Comando Estratégico Operacional de la FANB. Sobre este punto han colocado la mirada la mayoría de los analistas. Lo que no se ha anotado es que los miembros del Ejército o de la Guardia Nacional podrán estar acompañados por miembros de los colectivos armados que operan en la zona donde se llevará a cabo la actividad”.

Precisa Mayorca, “con la entrada de Maduro al poder, tras la muerte de Hugo Chávez, los colectivos entraron en una fase de replanteamiento de su relación con el régimen. Hubo una fractura que quedó evidenciada cuando un sector del secretariado nacional que los aglutina aprovechó las violentas protestas de febrero de 2014 para eliminar a su mayor exponente, Juan Montoya. Eso fue lo que se conoce en el ámbito penitenciario como un “cambio de mando” (…) Los colectivos pusieron entre la espada y la pared a Maduro, y éste optó por enviar de “vacaciones” al entonces titular del ministerio de Relaciones Interiores al mayor general Miguel Rodríguez Torres”. A partir de ese incidente, los colectivos se multiplicaron en todo el país. (Ver nota original aquí) 

Lo anteriormente expuesto queda de manifiesto en el llamado que el Presidente Nicolás Maduro hizo en el año 2014 a las UBCH, a los consejos comunales, a las comunas y a los colectivos: candelita que se prenda, candelita que se apaga, esto antes las protestas del 2014. 

Paralelismos internacionales 

GUATEMALA

Las denominadas Patrullas de Autodefensa Civil fueron grupos creados por el Ejército de Guatemala como un instrumento dentro del esfuerzo general de contrainsurgencia emprendido en septiembre de 1981. Su función consistía en hacer de las comunidades entes activos en la ofensiva antiguerrillera, especialmente en el área rural. Era una manera impuesta de involucrar a la población civil en el desarraigo de la insurgencia.

PANAMÁ 

El dictador Manuel Antonio Noriega (1986-1989), creó los llamados Batallones de la Dignidad que eran milicias civiles armadas entrenados por las Fuerzas de Defensa panameñas que atemorizaban a la población civil, perseguían a opositores y a la prensa.  Los Batallones de la Dignidad, creados por Noriega en marzo de 1988, estaban integrados por unos 5.000 milicianos y han sido acusados por EE UU y por el nuevo régimen panameño de participar en los saqueos que sufrieron la capital y otras ciudades del país después de la invasión.

NICARAGUA

Milicias Populares Sandinistas, creadas en 1979 para luchar contra la dictadura de Somoza, luego fueron oficializadas el 15 de febrero de 1980 por la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional de La República de Nicaragua. 

Entre los años de 1983 a 1990, se estructuraron 28 Brigadas de MPS, integradas  por 4 ó 6 Batallones. Se organizaron ciento cincuenta Batallones de MPS, destinados a la defensa de las localidades, unidades de producción, cooperativas y objetivos específicos.

A continuación algunos videos y registros fotográficos: 

Modificado por última vez elJueves, 01 Junio 2017 19:14

Dejar un comentario