Las megabandas

Una aproximación a la insurgencia criminal venezolana



El siguiente informe está sustentado totalmente en documentos emitidos por instituciones oficiales del país. Aunque se mencionará en lo posible los nombres de tales despachos, las personas que los facilitaron quedarán bajo reserva. Estos funcionarios rompieron el secreto predominante en el aparato de seguridad nacional, precisamente para que la ciudadanía conozca las características de la situación actual en su dimensión más amplia. A ellos el debido agradecimiento.

El primer capítulo establece las definiciones básicas sobre lo que son las bandas, así como el siguiente paso en la evolución y el crecimiento de estos grupos, las megabandas.

El segundo capítulo dirige una mirada hacia algunos referentes internacionales, que nos permitan comprender lo que sucede aquí. A fin de cuentas, las megabandas venezolanas quizá podrían ser llamadas Mara Salvatrucha o MS13 en El Salvador y Guatemala. Desde luego, si estuviesen en Colombia podrían llamarlas Clan Usuga o Rastrojos. Con todas ellas y con otras organizaciones hay similitudes, pero también diferencias derivadas de las condiciones nacionales.

El tercer capítulo hace una aproximación precisamente a los factores que han podido incidir en el crecimiento de estos grupos criminales, hasta adquirir el carácter de una megabanda. Igualmente, se explica por qué otras estructuras delictivas no han podido entrar en tal categoría.

El cuarto capítulo es el resultado de la sistematización de los datos aportados por numerosos informes policiales y militares sobre el tema. Esto ha permitido ubicar a las bandas en su ámbito de influencia, indicar qué tan numerosas son en términos de pie de fuerza y señalar sus principales actividades. De antemano, se advierte que la idea bajo ningún respecto es glorificar ni exaltar a los líderes de estos grupos. No obstante, como veremos, el afán de algunos sectores por “construir un enemigo” ha colocado a estos individuos en el centro de la atención pública. Pero esa es una condición previa a este trabajo. Una situación que hasta cierto punto es necesario asumir en aras del entendimiento más profundo de estos procesos.

Finalmente, se advierte la posibilidad de que algunos lectores acuciosos no encuentren una descripción detallada de ciertos grupos que ellos, con su particular visión de las cosas, crean que ya entran en la categoría de megabanda. Esto es posible, por dos razones esenciales: 1) Los informes sobre tales organizaciones criminales aún no están disponibles o no han sido elaborados; y 2) Esos grupos en realidad todavía no reúnen las características que permiten encuadrarlo en esa categoría.

Esto permite adelantar una primera conclusión: en Venezuela la criminalidad está en un acelerado proceso de organización. Esto implica cambio, mutación. Es probable que el presente informe contribuya a aclarar hacia dónde nos llevará este proceso.

Modificado por última vez elViernes, 10 Marzo 2017 14:44

Información adicional

  • Subtítulo: Una aproximación a la insurgencia criminal venezolana

Dejar un comentario

Artículos destacados

Notas de prensa

Venezuela: ¿Un estado delincuente, mafioso o anómico?

Venezuela: ¿Un estado delincue…

19 Julio, 2016

(Caracas, 19 de julio, 2016) - Hoy martes en la mañana, se llevó a cabo en Caracas el Foro...

Noticias

La nueva delincuencia: más joven, más letal y más organizada

La nueva delincuencia: más jov…

28 Junio, 2016

Con las “mega bandas” ha nacido un criminal más disciplinado y estudiado, capaz de matar s...

Noticias

Cómo el contrabando de bolívares se ha convertido en un negocio rentable

Cómo el contrabando de bolívar…

25 Agosto, 2016

El control cambiario y las “lagunas legales” en las políticas monetarias venezolanas han...

Artículos

Toma fuerza tipificación de Venezuela como “Estado Mafioso”

Toma fuerza tipificación de Ve…

21 Noviembre, 2016

Según reseña el periódico mexicano La Razón, el “sobrino de Maduro revela en audio que...